Raza de perro BRACO HÚNGARO DE PELO CORTO


HUNGARIAN SHORT-HAIRED POINTER (VIZSLA)

BRACO HÚNGARO DE PELO CORTO

Rövidszörü Magyar Vizsla

Descripción

El braco húngaro de pelo corto o vizsla de pelo corto, es un perro de muestra elegante, vivaz, delgado, de músculos finos y proporciones armoniosas. Su cabeza es moderadamente ancha, con el hocico romo y los maxilares poderosos. Su cola es de inserción media, recta, llevada en forma de sable, que alcanza el corvejón. Su pelaje es corto y tupido, duro al tacto y sin capa interna. El color del manto es amarillo semilla en diferentes tonalidades. En ocasiones hay ejemplares con pequeñas manchas blanca en el pecho o garganta.

  Origen e historia del BRACO HÚNGARO DE PELO CORTO

El Braco húngaro de pelo corto o vizsla de pelo corto fue descrito por primera vez en 1501. Seguramente como resultado del mestizaje de dos razas ya extintas: el sabueso de Panonia y el perro amarillo turco. Por siglos fue un perro de caza de carácter aristocrático, buen cobrador y también usado en la cetrería. Durante el Siglo XIX fue seguramente perfeccionado con el aporte de otros perros de caza, seguramente pointers continentales. La cría orientada y reglamentada comenzó en 1920, siendo reconocido por la FCI en 1936. Después de 1945 los escasos efectivos sobrevivientes al conflicto corrían el riesgo de ser perseguidos por los comunistas como ya ocurriera con el sabueso de Transilvania. Afortunadamente los exiliados húngaros ya se habían llevado muchos a partir de 1930 a EEUU, Canadá y otros lugares. Muchos más salieron de contrabando antes de 1950 hacia otros países de Europa y América. Hoy en día el Viszla ha vuelto a Hungría, participa en pruebas de trabajo y concursos en toda Europa y está cada vez más difundido.

  Temperamento y comportamiento del BRACO HÚNGARO DE PELO CORTO

El Braco húngaro de pelo corto o vizsla de pelo corto es un perro de muestra polivalente usado en actividades cinegéticas, ya sea en tareas de señalador, rastreador infatigable incluso en el agua, donde se siente perfectamente bien, venteador y también como cobrador. En menor medida es también usado como perro de compañía. Por sus características requiere por tanto una gran cantidad de ejercicio por lo que es más adecuado para la vida en las zonas rurales, donde tienen más posibilidad de salir al campo, o para familias numerosas y activas con mucho movimiento y con espacio aunque se adaptan bien a otras situaciones si se les proporciona actividad. Son perros tenaces y seguros en la caza, de fino olfato, que trabajan en contacto con el cazador. En familia son tranquilos, afectuosos, amables, obedientes, tolerantes, dóciles, algo pacientes con los niños si le tratan con respeto y sosegados con otros perros. Requieren actividad intensa y les gusta (y necesitan) correr y jugar. Por último, si se aburre o permanece tiempo inactivo puede, sin embargo, volverse muy destructivo y ladrador.

  Salud y cuidados del BRACO HÚNGARO DE PELO CORTO

El Braco húngaro de pelo corto o vizsla de pelo corto es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo que algunos ejemplares pueden llegar a padecer displasia de cadera, torsión de estómago, entropión, ectropión, criptorquidismo, monosquidismo o trastornos del tercer párpado. Además es propenso a las infecciones de oído por lo que hay que revisarle sus orejas caídas para que no se acumulen allí bacterias y hongos debido a la humedad que allí se deposita. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica, después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantenerlo en forma. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.