Raza de perro BRACO DEL ARIÈGE


Braco de l'Ariege

BRACO DEL ARIÈGE

Braque de l'Ariège

Descripción

El braco del Ariège o pointer de Ariège es un perro de muestra de tamaño mediano, robusto, de constitución poderosa, pero liviano, vigoroso, resistente y con una gran elegancia, acentuada por el pelaje y la armonía de sus proporciones. Sus extremidades son delgadas con patas delanteras largas y de huesos fuertes y muslos bastante largos. Su cabeza es larga con el hocico recto y las orejas delgadas, largas y torcidas que llegan a la trufa. Su cola es gruesa en la base, disminuyendo gradualmente; a menudo se le recorta. Su pelaje es apretado, brillante, corto y abundante, con una capa interna más suave. El color típico es blanco y, en menor medida, leonado, con parches anaranjados pálidos o castaños.

  Origen e historia del BRACO DEL ARIÈGE

El Braco del Ariège o pointer de Ariège es una raza antigua de pointer francés, que existe en el departamento pirenaico del Ariège desde al menos el Siglo XVII. Desciende probablemente del mestizaje de perros de muestra locales blanco y naranjas con el antiguo braco francés, hoy en día extinto. En el Siglo XIX experimentó un cierto apogeo, sin embargo tras las guerras mundiales apenas quedaron unos pocos ejemplares. Hoy en día la raza se ha consolidado y se mantiene gracias a los esfuerzos de algunos criadores y cazadores que desde 1990 trabajan para consolidar la raza. Actualmente es una raza reconocida por la FCI y las principales asociaciones cinológicas internacionales.

  Temperamento y comportamiento del BRACO DEL ARIÈGE

El Braco del Ariège o pointer de Ariège es un perro de trabajo usado principalmente en actividades cinegéticas para tareas de señalador y rastreador aunque es bastante versátil y se adapta fácilmente a otras tareas. En menor medida es también usado como perro de compañía gracias a su carácter afectuoso, inteligente y dócil. Por sus características requiere por tanto una gran cantidad de ejercicio por lo que es más adecuado para la vida en las zonas rurales, donde tienen más posibilidad de salir al campo, o para familias numerosas y activas con mucho movimiento y con espacio aunque se adaptan bien a otras situaciones si se les proporciona actividad. Son perros tenaces en la caza, de fino olfato, que trabajan en contacto con el cazador. En familia son equilibrados, amables, obedientes, tolerantes, dóciles, de fácil adiestramiento, fiables con los niños y tranquilos con otros perros. Si se aburre o permanece tiempo inactivo puede, sin embargo, volverse muy destructivo y ladrador.

  Salud y cuidados del BRACO DEL ARIÈGE

El Braco del Ariège o pointer de Ariège es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo el hecho que puede tender a desarrollar displasia de cadera y algunas afecciones oculares y hay que revisarle sus orejas caídas para que no se acumulen bacterias y hongos debido a la humedad que allí se deposita. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica, después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantenerlo en forma. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantenerlo en forma. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.