Raza de perro BEAGLE HARRIER


Beagle Harrier

BEAGLE HARRIER

Beagle Harrier

Descripción

El Beagle Harrier es un perro mediano, ágil, equilibrado y vigoroso. Su cabeza es moderadamente amplia con la protuberancia occipital escasamente marcada. Sus orejas son cortas y caen a ambos lados de la cara, doblándose al final en un sutil óvalo. Su pelaje es denso y pegado pero no es corto. Respecto al color del manto éste es normalmente tricolor, una mezcla de leonado con manto negro y blanco y manchas fuego. Hay, sin embargo, otras variedades con grises tricolores y gris y blanco.

  Origen e historia del BEAGLE HARRIER

El Beagle Harrier es un sabueso creado en Francia a mitad del S. XIX gracias a los esfuerzos de barón Gerard que cruzó ejemplares de ambas razas, Beagle y Harrier quizá con el sabueso artesiano, alcanzando el punto medio entre las dos razas. No fue nunca una raza muy común y aun hoy es raro verlo fuera de Francia donde cuenta con escasos efectivos. Desde 1974 es una raza reconocida por la FCI y posteriormente por las principales asociaciones cinológicas internacionales.

  Temperamento y comportamiento del BEAGLE HARRIER

El Beagle Harrier es un perro versátil usado principalmente para la actividad cinegética y en particular especializado en la caza menor. Requiere por tanto una gran cantidad de ejercicio. En las zonas rurales tienen la posibilidad de salir al campo; por el contrario no se adapta bien a la vida urbana y las limitaciones de salida y de espacio. Su hiperactividad y necesidad de acompañamiento tampoco lo hacen apto para dueños que vivan solos. Son perros determinados en la caza, con una constitución fuerte, muy resistentes, incansables y que disfrutan con el trabajo. En familia son amables, obedientes, tolerantes con los niños, leales, dóciles, de fácil adiestramiento y tranquilos con otros perros. Por el contrario pueden ser ladradores y destructivos en caso de aburrimiento y dado su impulso irrefrenable a cazar animales pequeños pueden no ser aptos para compartir espacio con otras mascotas más pequeñas.

  Salud y cuidados del BEAGLE HARRIER

El beagle Harrier es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo la displasia de cadera y el hecho que en sus orejas caídas se acumulen bacterias y hongos debido a la humedad que allí se deposita. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos, especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias típicas a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantener al perro en forma. Está además acostumbrado a vivir en jaurías. En estos casos se debe mantener la jauría en unas buenas condiciones higiénicas y alimenticias, controlando periódicamente las heces para eliminar eventuales parásitos. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.