Raza de gato SAGRADO DE BIRMANIA


SAGRADO DE BIRMANIA

Sacred Birman , Birmano

Descripción

El Sagrado de Birmania es un gato bastante grande, pesado, de pecho ancho y de patas largas. Su cabeza es de tamaño medio, triangular, con la cara redondeada, los ojos azules ovalados y grandes y las orejas medianas con las puntas redondas. Su cola es larga y poblada. Su manto es denso, semi-largo, suave y sedoso con una capa interna lanosa. Los colores típicos son claros.

  Origen e historia

El Sagrado de Birmania es el resultado del cruce de siameses con gatos de pelo largo del tipo Persa y Angora. La raza conocida como “Birmana” se originó en Occidente a principios del siglo XX y fue oficialmente reconocida en Francia en 1925. La guerra puso en serio peligro su continuidad pero superada esta se recobró su impulso. En los años 50 se adoptó el nombre actual de gato sagrado de Birmania en contraposición al Burmés. A partir de los años 60 y 70 se exportaría a EEUU, Alemania y otros países.

  Temperamento y comportamiento

El Sagrado de Birmania es un típico gato de apartamento, dócil, tolerante y buen compañero. Una de sus particularidades es su gran sociabilidad y adaptabilidad, tanto a personas y animales, como a nuevos entornos. Se les considera el perro de los gatos por su gran afectuosidad. Es además un gato muy inteligente, dócil y juguetón.

  Salud y cuidados

El Sagrado de Birmania es un gato saludable pero puede desarrollar afecciones genéticas características hereditarias como: cataratas, dermoides córneo o pérdida de pelo (calvas o caída).

Respecto a sus cuidados no precisa ninguno especial más allá de las atenciones veterinarias típicas a todos los gatos. Es conveniente cepillarlo al menos dos o tres veces por semana para retirar los pelos muertos, especialmente en época de muda y que se le controle los posibles casos de tricobezoares (bolas de pelo que se forman por ingesta en el aparato digestivo) tratables con alguna solución a base de aceite de parafina o malta.