Raza de gato PETERBALD


peterbal-3

PETERBALD

Peterbald , -

Descripción

El Peterbald es un gato de talla mediana a grande, más largo que ancho, esbelto, atlético y musculoso. Su cabeza tiene una apariencia oriental en forma de triángulo invertido, con el hocico fino, los ojos almendrados y las orejas puntiagudas y grandes. Su cola es larga. Esta raza presenta una ausencia de pelaje y ocasionalmente una capa superficial de pelusa muy corta, fina y aterciopelada de 5 mm. Respecto al color del manto se aceptan todas las variedades aunque el blanco parece rosa por el dominio de la piel sobre el pelo.

  Origen e historia

El Peterbald, nombre que hace referencia a su origen (San Petersburgo) y a la palabra pelado en inglés (bald) es una raza de reciente creación creada en 1994 a propuesta de Olga Minorova en San Petersburgo, Rusia. Se buscaba de característica oriental carente de pelo, como el Don Sphynx o el Sphynx. Para ello se cruzó un Don Sphynx con una hembra siamesa de pelo corto cuya camada es la base de los linajes de esta raza. A pesar de su reciente creación el Peterbald fue reconocido por la FIFE en 1996 y desde entonces por las principales federaciones. El público acoge muy positivamente estos gatos elegantes sin pelo con un porte oriental aunque no por ello deja de ser un gato de minorías.

  Temperamento y comportamiento

El Peterbald es una raza tranquila, afectuosa y sociable. Son gatos muy apegados que adoran sentirse colmados de atenciones y cariños que nos devolverán con creces. Pueden también ser muy juguetones y atrevidos. Ideales compañeros de solteros, familias con niños pequeños con los que se mostrará paciente y personas que quieren un gato solo para interiores. Asimismo responderá bien a la socialización con otras mascotas.

  Salud y cuidados

El Peterbald es un gato robusto y saludable a pesar de su apariencia frágil dada su ausencia de pelo. Su característica calvicie es una mutación causada por un gen dominante lo que facilita que esta cualidad “sin pelo” se transmita fácilmente a la mayor parte de la descendencia. No se ha determinado hasta la fecha ninguna afección genética característica.

Respecto a sus cuidados por paradójico que parezca requiere un cepillado suave regular. Su metabolismo es más alto que los gatos con pelo por lo que requieren una alimentación suplementaria mayor que otros peludos de tamaño similar. No necesita de un baño regular puesto que su piel es seca por lo que bastará asearlo una vez a la semana con toallitas húmedas. Asimismo debe ser protegido de lugares de temperaturas extremas, así como de una intensa exposición al sol que le podría causar importantes quemaduras en su piel desprotegida de manto. Téngase en cuenta que su piel reacciona como la nuestra: sus partes pigmentadas suelen oscurecerse ante la exposición.