Raza de gato ORIENTAL DE PELO LARGO


Oriental de pelo largo

ORIENTAL DE PELO LARGO

Oriental longhair , Mandarín

Descripción

El Oriental de pelo largo es un gato de tamaño medio, cuerpo alargado y esbelto y patas largas y delgadas pero robustas. Su cabeza es triangular, con la cara larga, ojos verdes rasgados bien separados (los ejemplares blancos suelen tenerlos azules) y grandes orejas erguidas que se prolongan siguiendo la línea de la cara. Su cola es larga y afilada. El manto es semilargo, sedoso y pegado y suele ser unicolor y bicolores (smoke tabby y silver tabby).

  Origen e historia

El Oriental de pelo largo, también conocido como Gato Mandarín, es el resultado del cruce de gatos orientales de pelo corto, con gatos balineses. La raza se gestó en EE.UU y sería reconocida provisoriamente por la CFA en 1994. No fue hasta 1998 cuando la TICA le otorgó su estándar. El Gato Oriental de pelo largo no es demasiado conocido en Europa pero en EE.UU aún se siguen realizando cruces para fijar la raza.

  Temperamento y comportamiento

El Oriental de pelo largo es un felino equilibrado, sociable, familiar que busca la compañía humana, leal y activo, aunque más tranquilo que el oriental de pelo corto. Su carácter curioso hará que siempre esté alerta hacia cualquier estímulo, mostrándose especialmente inquisitivo cuando su amo está en casa. Suele tener un temperamento fuerte y una voz potente que usará a menudo. Prefiere ambientes mixtos interior y exterior y se muestra más reservado que el oriental de pelo corto con los extraños.

  Salud y cuidados

El Oriental de pelo largo es un gato fuerte y saludable. Hasta la fecha no se le ha determinado ninguna afección genética característica. Respecto a sus cuidados no precisa ninguno especial más allá de las atenciones veterinarias típicas a todos los gatos. Con todo tiende a ser friolero por su ausencia de submanto por lo que es fácil que se resfríe. Es, asimismo, conveniente cepillarlo al menos tres veces por semana para retirar los pelos muertos.