Raza de gato BENGALÍ


BENGALÍ

Bengal , -

Descripción

El Bengalí es un gato grande, muy musculoso, robusto y elegante, de patas con una longitud media. Su cabeza es ancha, en forma de cuña, de cara algo redonda, orejas cortas y redondeadas y ojos ovalados bien separados. Su cola es gruesa con la punta redonda que mantiene baja. El manto es corto, denso, abundante y muy suave, de un característico moteado o marmoleado lo que le lleva a ser denominado gato leopardo.

  Origen e historia

La Bengalí es una raza de gato relativamente nueva. El origen data de mitad de los 60 a partir de los esfuerzos de Jean Mill por cruzar gatos domésticos con gatos leopardo de Asia. No fue, sin embargo, hasta 1975 cuando Jean Sudgen en EEUU consolidó la raza cruzando el gato leopardo asiático con las razas domésticas de Abisinio, Americano de pelo corto, Birmania y Mau Egipcio dando lugar al Bengalí. Actualmente la raza está reconocida por las principales federaciones felinas.

  Temperamento y comportamiento

El Bengalí es un gato muy inteligente, curioso y juguetón de temperamento fuerte. Pese a su encantadora y hermosa apariencia silvestre, en realidad son seres muy dóciles y confiados aunque conservan ese punto inestable propio de un gato salvaje pudiendo ser muy traviesos y activos, siempre listos para jugar. Son aptos para estar con niños y otros animales pero preferirán las casas con posibilidad de salida a un exterior.

  Salud y cuidados

El Bengalí es un gato fuerte y saludable. Hasta la fecha no se le ha determinado ninguna afección genética característica siendo en la actualidad una razas muy sana aunque puede presentar cuadros de inestabilidad emocional debido a su genética salvaje.

Respecto a sus cuidados no precisa ninguno especial más allá de las atenciones veterinarias típicas a todos los gatos. Es conveniente cepillarlo regularmente al menos dos o tres veces por semana para retirar los pelos muertos. por otro lado su pelaje es hipoalergénico, por lo que resulta ideal para las personas con estas afecciones.