Especie de ave Periquito de Bourke


periquito-de-bourke

Periquito de Bourke

Neophema bourkii

Descripción

El periquito de Bourke mide entre 19 y 22 centímetros y sus colores son el rosa, el marrón y el azul. El pico y las patas son marrones y el macho es algo más vistoso que la hembra.

El vuelo del periquito de Bourke es silencioso, como el de una mariposa y son aves muy dulces y nada agresivas. No son de cantos fuertes, prefieren entonar melodías suaves y se adaptan bien a la vida en cautividad.

  Origen e historia

El habitat natural del periquito de Bourke está en las regiones centrales de Australia. Vuelan por las sabanas arboladas donde colocan sus nidos. Las semillas de acacia y los brotes tiernos son su alimento favorito.

La destrucción de sus hábitats naturales llevó al periquito de Bourke al borde de la extinción y ahora es considerada en su país un ave protegida.

Su nombre científico es Neophema bourkii y en cautividad es un ave muy tranquila y dulce. Puede convivir con otras especies. Necesitan jaulas muy amplias donde haya una zona que les proteja del frío y la humedad. Esta última es muy perjudicial para la especie.

  Temperamento y comportamiento

La dieta del periquito de Bourke debe contener una mezcla de semillas como mijo, alpiste y avena. Dos veces a la semana deben ingerir pipas pequeñas. A la mezcla de semillas no le puede faltar la verdura, especialmente la zanahoria y la fruta. En época de cría se le puede añadir un complejo vitamínico.

  Salud y cuidados

Su reproducción no es complicada. Hay que colocar dos nidos en la jaula a finales de enero y principios de febrero. Se hacen varios nidos para que el periquito de Bourke eliga el que más les gusta.En el interior del nido hay que poner una capa de serrín para que los futuros huevos no se resbalen.

El macho de periquito de Bourke iniciará unas reverencias con las alas separadas, esto significa que la puesta no tardará en llegar. La hembra pone un huevo diario hasta un total de cinco. La incubación comienza con el tercer huevo y dura 18 días. Durante este tiempo la hembra no abandonará el nido y será el macho el encargado de alimentarla.