Especie de ave Gorrión del Japón


Gorrión del Japón

Lonchura (striata) domestica

Descripción

El Gorrión del Japón es un ave que no mide más de doce centímetros. Los colores de las plumas de este pájaro pueden variar, así como el del color del pico, y por en general, tienen entre tonos blancos y marrones. La cabeza, la espalda y el vientre suelen ser blancos con alguna que otra zona grisácea.

También conocida como Isabelita, lo más singular de esta especie es que no se puede encontrar en la naturaleza, ya que se trata de una especie que ha sido creada por el hombre a partir de diferentes cruces de varias especies de una misma familia de aves.

Son muy fáciles de criar y asequibles económicamente por lo que el Gorrión del Japón es una de las aves domésticas más conocidas y populares en los hogares.

  Origen e historia

El nombre científico del Gorrión del Japón es Lonchura domestica y ha sido desarrollada en cautividad por criaderos de Japón. Son aves creadas para ser buenas mascotas y vivir en aviarios o pajareras. Lo único que no les gusta es que las tomen en brazos.

La Isabelita es muy resistente al frío y puede vivir durante los inviernos en una pajarera exterior aunque se recomienda que pueda disponer de un sitio donde resguardarse y no estén expuestos a las corrientes de aire.

Son muy activas y les encantan las perchas. Pero lo que más le gusta al Gorrión del Japón es bañarse así que siempre hay que tener una bañera y cambiar el agua todos los días.

  Temperamento y comportamiento

La dieta de la Isabelita se basa en una mezcla de semillas que se venden para esta raza de aves. Compuesta por alpiste y semillas de girasol es recomendable añadir perilla y mijo a la mezcla. También se recomiendan las frutas y las verduras, como mínimo, una vez a la semana. Durante la época de la cría no necesita ingerir alimento vivo pero sí es recomendable suministrar una pasta para canarios.

  Salud y cuidados

Muy fácil de criar, no son aves exigentes. Incluso, son capaces de sacar nidadas de otras especies. Habrá que proporcionar fibra de coco para que el Gorrión del Japón pueda construir su nido. Una vez hecho, ponen entre cinco y siete huevos que son incubados durante ambos padres dos semanas.