Especie de ave Carita de naranja


carita-de-naranja-m

Carita de naranja

Estrilda melpoda

Descripción

El Carita de naranja es un ave exótica que no mide más de diez centímetros. No existen diferencias entre los dos sexos de esta especie. Ambos tienen un pico de color rojo, la cola es muy oscura, las alas son rojizas y las mejillas, como no podía ser de otra manera, son de color anaranjado.

El Carita de naranja tiene una esperanza de vida de hasta nueve años y es un ave muy pacífica que convive perfectamente con otros pájaros.

  Origen e historia

El hábitat natural del también conocido como Estrilda carinaranja son las sabanas y las llanuras de África Occidental, Tanzania y lago Tanganica. Suelen vivir en grandes grupos muy ruidosos que solo se separan a la hora de hacer los nidos. Es frecuente verlos en el suelo en busca de alimentos.

Si viven en cautividad, el Carita de naranja se adapta bien a la vida tanto en una pajarera interior como en una de exterior y a la convivencia con otras aves siempre que tengan suficiente espacio. En ambos casos, se recomienda que cuenten con un refugio elaborado con arbustos.

El Carita de naranja o, según su nombre científico Estrilda melpoda, es un pájaro muy resistente que no necesita cuidados especiales. En invierno es necesario proporcionarle refugio para que pueda protegerse del frío. También hay que evitar las corrientes de aire.

  Temperamento y comportamiento

La dieta del Carita de naranja se basa en una mezcla de semillas apta para pájaros tropicales. El mijo de Senegal en espiga es su favorito. Las semillas de gramínea también son bien recibidas. La lechuga y las semillas germinadas son fundamentales durante todo el año.

En época de cría hay que ofrecer a la Estrilda carinaranja alimentos de origen animal como huevos de hormiga o pequeñas polillas.

  Salud y cuidados

El Carita de naranja no es un pájaro fácil de criar y la paciencia será la clave del éxito con estas aves. Construyen su propio nido entre la vegetación con esparto, tiras de cuerda y pequeñas pajitas. Son muy desconfiados y si algo les perturba pueden abandonar el nido por lo que la tranquilidad y la paz en esta época son fundamentales para tener éxito en la puesta.

La hembra de Estrilda melpoda pone entre tres y siete huevos que incuban tanto el macho como la hembra durante doce días. En época de cría los progenitores no deben comer semillas secas.