Especie de ave Amadina perlada


amadina-perlada

Amadina perlada

Lonchura griseicapilla

Descripción

La amadina perlada es una pequeña ave que mide entre diez y doce centímetros. Tienen un pico grueso y corto, el cuerpo es compacto y la cola larga. El plumaje es una mezcla de castaños, blancos y negros y tanto las hembras como los machos son muy parecidos y difíciles de distinguir. Los más jóvenes suelen tener colores un poco más apagados.

También conocido como capuchino de cabeza gris son muy populares entre los criadores porque son aves muy sociables. Su comercio se ha extendido tanto que han llegado a crear colonias en diferentes partes del mundo donde no son nativas.

  Origen e historia

El capuchino de cabeza gris es originario de Asia tropical. También habitan en India, Sri Lanka y se les puede ver desde Indonesia hasta Filipinas.

La amadina perlada o, según su nombre científico, Lonchura griseicapilla es capaz de hacer nidos para descansar durante la noche.

Si viven en cautividad, el capuchino de cabeza gris, necesita una pajarera climatizada donde, debido a su carácter sociable, puede convivir con otras especies de aves. Son muy sensibles al frío y a las corrientes de aire. Se deben mantener a una temperatura constante de veinte grados y nunca se debe bajar de los quince.

  Temperamento y comportamiento

La alimentación del capuchino de cabeza gris se basa en una mezcla de semillas compuesta por alpiste, mijos o cañamones. También se le pueden dar semillas germinadas y larvas. Cuando viven en libertad se alimentan de semillas en el suelo y de los tallos de las plantas.

Así como la dieta de la amadina perlada no es muy estricta si lo es la limpieza de su jaula que ha de mantenerse siempre en una buena condición higiénica.

  Salud y cuidados

La amadina perlada construye un nido grande con hierba y allí pone entre cuatro y diez huevos. En cautividad, son aves que crían de forma sencilla y fácil. La puesta suele tener lugar en primavera y durante la incubación, la hembra suele es visitada por el macho. Cuando nacen los polluelos, ambos se encargan de alimentarlos con insectos.