Los perros y el aire acondicionado


perro ventilador

Descubre los efectos que los aparatos de aire acondicionado tienen sobre tu peludo

Con la llegada del verano y las altas temperaturas somos muchos los que optamos por los aparatos de aire acondicionado para combatir el calor en el seno de nuestro hogar. Sin embargo y a pesar de su efectividad, debes valorar que a tu perro no le sientan de la misma manera que a ti no solo los cambios bruscos de temperatura sino el frío en general. Sé precavido y ten en cuenta nuestras recomendaciones.

En primer lugar, has de saber que el hocico de los canes se encuentra permanentemente húmedo y frío; un estado que indica buena salud (como en los gatos, aunque no el único símbolo), del que se sirven para refrigerarse y que suelen mantener (al margen de las secreciones nasales) gracias a lengüetazos con los que incrementan su capacidad olfativa (la humedad provoca que los aromas lleguen antes a su cerebro).

Asimismo y como sucede con las personas, estos dispositivos resecan su sistema respiratorio y les someten a un estrés adicional al que se ven obligados a adaptarse; una aclimatación que se traducirá en alteraciones de conducta (se muestran ansiosos, ladran, pueden orinarse dentro de la casa, morder objetos, etcétera) y en otras consecuencias físicas como la caída más abundante del pelo. Incrementa la frecuencia del cepillado para ayudarle a deshacerse del cabello muerto. Ten paciencia.

Tendrás que prestar especial cuidado a los ejemplares de edad avanzada y los cachorros. En el caso de los primeros, no solo se ha visto mermada su capacidad para regular su temperatura interna y soportar las inclemencias climáticas, sino que sus articulaciones acusan con mayor intensidad los cambios de temperatura, sobre todo si padecen alguna enfermedad osteoarticular, frecuente en los perros ancianos – especialmente si sufren obesidad o sobrepeso-. Lo más probable es que el frío entumezca sus articulaciones y que a tu mascota le cueste desplazarse. Evítale este sufrimiento y regula el flujo de frío de manera progresiva.

En cuanto a los cachorros, su sistema inmunológico no se encuentra desarrollado por completo, motivo por el cual, convendría mantener a raya toda serie de riesgos. Por supuesto, el uso del aire acondicionado en casa implica algunos como los resfriados, pulmonías y tos perruna. Decántate por el ventilador y, en caso de resultar estrictamente necesario (el bochorno es insoportable) impide que se exponga al flujo directo del aire y las temperaturas por debajo de los 24 grados. Una alternativa es reservale un espacio del hogar donde no llegue el frio, aunque esta posibilidad dependerá de la distribución del propio domicilio.

Otros trucos para mantener fresco a nuestro perro en verano

dog-773439_640

Por supuesto tampoco se trata de que el animalito sufra con las altas temperaturas (cuyas consecuencias pueden ser, también, devastadoras para su salud). Afortunadamente y al margen de las precauciones indicadas, existen otros métodos para refrescar a nuestro peludo como procurar que siempre disponga de agua fría y limpia en su bebedero (renovándola con mayor frecuencia), protegerlo del sol cuando salgáis de paseo, llevarlo a lugares más templados como los costeros, evitar las horas centrales del día para hacerlo (en las que el calor aprieta con mayor intensidad) y optar por los primeros momentos de la mañana y el atardecer, llevar contigo una botella específica portátil de la que pueda beber, regarle con la manguera (siempre y cuando dispongas de un jardín y terraza lo suficientemente grande), no cortarle el pelo (que funciona como un aislante térmico), ni dejarle encerrado solo en el coche (la situación más propicia para que sufra un golpe de calor).

Modificar su dieta -sobre todo si has elegido cocinarle a tu perro– es otra de las posibles soluciones. Decántate por alimentos refrescantes, poco calóricos.

Si quieres saber más sobre los perros y el aire acondicionado y cómo reaccionan nuestros mejores amigos al aire acondicionado, no te pierdas este vídeo que está arrasando en las redes sociales.



foto-agueda
Águeda A. Llorca Bravo
Periodista y fotógrafa


¿Qué opinas sobre este artículo?

Sé el primero en comentar