Los perros también tienen agujetas


Los perros también tienen agujetas

Una alimentación adecuada y practicar ejercicio de forma regular es la mejor manera de evitar las temidas agujetas en tu perro

Si eres de los que te propusiste en Nochevieja apuntarte al gimnasio en 2016 y además has conseguido ir un día, lo habrás experimentado. Te duelen todas las articulaciones como si te hubiesen dado una paliza y no puedes estirar los brazos… Se llaman agujetas y ¿Sabes que los perros también tienen agujetas?

Los perros de caza y los perros de trabajo son los que más sufren las agujetas. La aparición de las agujetas es sinónimo de que el can no está debidamente entrenado. Los perros de caza son los más propensos a sufrir agujetas. La consecuencia es que el perro pasará los días posteriores muy limitado en sus movimientos y desganado. También pueden aparecer tras una jornada intensa por el campo o más juegos de lo normal.

Las agujetas, como en los humanos, se producen cuando el músculo no está adaptado a la intensidad del ejercicio. Cuando ocurre esto se producen microlesiones musculares que inflaman el músculo, irritan las fibras y dan paso al dolor.

Ejercicio regular

Lo de que hacer ejercicio es sano y eso que dicen que el movimiento es vida no es solo para los humanos. Para mantener a tu perro sano y en forma debe realizar ejercicio de forma regular.

Si tras leer esto te estás calzando las zapatillas de deporte para salir a correr con tu perro por el parque recuerda que un perro que no está acostumbrado a una actividad física no puede, de repente, trabajar al máximo porque aparecerán las agujetas, esguinces, tirones…

Esto es exactamente lo mismo que te puede pasar a ti si te propones correr una maratón cuando no eres capaz ni de correr para coger el autobús.

perro

No te entusiasmes demasiado porque tu perro te seguirá con interés hasta que no pueda más así que eres tu quien deberá ‘echar el freno’. Toda actividad se debe ir intensificando de forma progresiva. Acostumbra al cuerpo de tu perro a la actividad y cada vez podrá correr más rápido y durante más tiempo.

Hemos comentado la importancia del ejercicio de forma regular pero si bien esto es importante una buena alimentación no lo es menos. Los perros que hacen deporte gastan más energía y necesitan recuperarse. Es exactamente lo que ocurre en los humanos. No puedes pretender darlo todo en el gimnasio y haber tomado un café con leche para desayunar.

Lesiones musculares

Hay excepciones en las que el ejercicio realizado ha sido tan excesivo o brusco que se producen lesiones más allá de las agujetas que son más graves y a las que no se debería llegar jamás. Un ejercicio excesivo puede producir contracturas o roturas de músculos o las temidas tendinitis, tan difíciles de curar en algunos casos.

Los perros como los futbolistas profesionales tienden a sufrir la rotura del ligamento cruzado de la rodilla. Xavi, Diego Costa o Falcao han sufrido esta lesión que, en ocasiones, acaba con la carrera del futbolista. En el caso de los perros, son los galgos los que más tienden a sufrir esta grave lesión.

Curar las agujetas

Las agujetas provocarán que los movimientos de tu perro estén limitados en los días posteriores. Es probable que no quiera moverse demasiado. Se le puede dar un antiinflamatorio para paliar los dolores de las agujetas.

Mucho cuidado con la deshidratación

perro

Cuando un perro corre mucho hay que tener mucho cuidado para que no se deshidrate. Los perros regulan la temperatura de su cuerpo a través del jadeo, ya que su piel no es transpirable.

Es importante darles agua con mucha frecuencia. Al agua, también se puede añadir un poco de glucosa, pero esto es solo para perros que van a pasar toda una mañana corriendo, como suele ser el caso de los perros de caza o los que trabajan en el campo.

La deshidratación de tu perro puede poner en riesgo su vida y la aparición de calambres muy dolorosos para el animal. Hay que evitar estar situaciones.

Procura tener a tu perro en forma y darle una buena alimentación. No hace falta que conviertas a tu amigo en el deportista de élite que tu sueñas con ser pero sí mantener un mínimo en la forma física. Ambos disfrutaréis más de vuestras salidas por el parque y evitaréis lesiones. Recuerda que el movimiento es vida y para tu perro también.

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar:

foto-iratxe

Iratxe Comas Quintero
Periodista, blogger y community manager


Recibe todos los consejos cómodamente en tu correo

¿Qué opinas sobre este artículo?

2 Comentarios en "Los perros también tienen agujetas"


Anónimo
colette
5 meses 7 días hace

Me lo sospechaba pero sin estar confirmado. Ahora lo sé. Pero como se le puede ayudar a recuperar?

Anónimo
Joan HG
10 meses 15 días hace

Fantastic!!!