Cómo educar a un perro adulto


Tras convivir con nuestros perros durante muchos años, se ha establecido un vínculo. Conocemos sus virtudes, sus limitaciones… Esto es importante a la hora de saber cómo educarlos

Desde que nacemos hasta que fallecemos, estamos aprendiendo. Forma parte del ciclo de la vida, de la supervivencia y de la evolución de las especies. Es cierto que con la edad nos cuesta más aprender, pero la capacidad la mantenemos intacta. Por el contrario, en la madurez tenemos más experiencia. Con los perros ocurre algo parecido. Tras convivir con ellos durante muchos años, se ha establecido un vínculo. Conocemos sus virtudes, sus limitaciones… Esto es importante a la hora de saber cómo educar a nuestro perro. Cuando se hacen mayores, siguen siendo capaces de aprender, pero padecen una serie de condicionantes físicos y sus reacciones son más lentas.
De otro lado, intentar adiestrarlos a esa edad les ayudará a hacer ejercicio, mejorará su calidad de vida, su salud… Les mantendrá vivos.

¿Cómo podemos educar a un perro adulto?

A pesar de estas limitaciones físicas: menor fuerza y agilidad, sentidos debilitados, articulaciones desgastadas, menor capacidad mental, etc. resulta posible enseñarle cosas nuevas si sabemos adaptarnos a su ritmo de aprendizaje.

perro

Las principales razones que pueden motivarnos a intentar educar a un perro adulto suelen ser las siguientes:

  • Acogemos a un perro mayor procedente de una protectora, o un perro de asistencia retirado al que queremos alegrar sus días de jubilación.
  • Nuestro perro mantiene un comportamiento inaceptable que ha acabado por hartarnos.
  • Circunstancias personales nos obligan a cambiar de vivienda, de vecindario, y las normas son más estrictas.
  • Se amplía la familia y queremos asegurarnos de que el perro aceptará al pequeño.
  • Deseamos mejorar nuestra relación con él, por lo que queremos aprender cómo educar a nuestro perro para pasar más tiempo juntos.
  • Con la edad se ha hecho más cabezota y desobediente.

Veamos tres casos concretos muy habituales para entender cómo educar a un perro adulto.

Marcar el territorio

Los perros adultos, tanto machos como hembras, marcan lo que les rodea si no están castrados. Esto es normal durante sus paseos diarios, en el parque, la calle… Emplean su olfato para reconocer el sexo de sus congéneres. Pero si marca dentro de casa, algo va mal. Esta situación desagradable puede deberse a que se siente ignorado, abandonado, nervioso… La situación es grave si considera que es el líder de la manada. Debes imponerte y mostrarle que no es así.

Tirones de correa

Otra situación común que pude llegar a ser frustrante y en la que desees saber cómo educar a tu perro es cuando se hace el dueño de la correa durante los paseos diarios. Todos hemos visto el famoso programa televisivo donde un gurú del adiestramiento canino explica, caso a caso, cómo educar a un perro adulto en mil y una circunstancias. En este caso concreto, debemos ser muy pacientes y mostrarle nuestra autoridad. Detén cualquier intento de tirón, debe saber que esa actitud es inaceptable e inútil. Cuando se haya calmado, recompénsalo y comienza a andar. Una vez en marcha, si persiste en su actitud, cambia de sentido y empieza a caminar en dirección opuesta. Repítelo tantas veces sea necesario. Si no funciona, valora solicitar ayuda profesional.

perro

Intento de montar hembras

Es posible que durante alguno de esos paseos tu perro intente montar a una hembra transeúnte. Las razones que residen tras este comportamiento no solo son sexuales, pueden ser también por ansiedad, autoridad, etc. Si te preguntas “cómo educar a mi perro adulto para que abandone este comportamiento tan embarazoso”, te damos unos consejos:
Emplea una correa corta para los paseos. Si ves que intentar montar a una perra, dale un tirón seco. Asegúrate de acompañar el tirón con una voz fuerte, como “¡stop!” o “no” para que no lo considere un juego y, sobre todo, no le prestes atención durante un buen rato.

Hay muchas más actitudes caninas que pueden enervarnos, propias (o no) de perros adultos. Si ves que la situación se descontrola no dudes en pedir ayuda profesional a un etólogo.

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar:

foto-vicente

Vicente Zaragozá
Periodista y responsable de comunicación




Ofertas en Amazon.es para tu mascota

¿Qué opinas sobre este artículo?

1 Comentario... en "Cómo educar a un perro adulto"

avatar
900
Sort by:   newest | oldest
Jose
Guest

Me pareció muy interesante

wpDiscuz